1 de ?

El Último Atuendo de los Desaparecidos

Pese a los miles de casos registrados en los últimos años, el Estado carece de una política de búsqueda de desaparecidos o de atención a los familiares. Sin esa política, son esporádicas y sui generis las coordinaciones entre la Policía, la Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal (IML) para atender el drama de las familias errantes que buscan a sus huesos. En los últimos dos años, el IML ha puesto atención al problema, pero los enfrentamientos entre la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa han paralizado un proyecto que intenta crear un banco genético con las muestras de ADN de las osamentas reaparecidas para compararlas con las de las millares de personas que buscan a sus parientes. Mientras ese proyecto se concreta la ropa con las que son exhumadas los restos de las víctimas son la primera posibilidad para que las familias puedan identificar a sus desaparecidos. Los atuendos fotografiados son los de las víctimas que hasta la fecha no han sido indentificados.
Fecha de Levantamiento: 27 de diciembre de 2012. Hora: No disponible. Lugar: A orillas de un río de ciudad de Soyapango, San Salvador. Sexo: Femenino. Edad aproximada: Entre 14 y 17 años. Tiempo de desaparición: No disponible.
Fecha de Levantamiento: 25 de octubre de 2012. Hora: No disponible. Lugar: En lotificación a las afueras de la ciudad de Sonsonate, San Salvador. Sexo: Masculino. Edad aproximada: 16 a 18 años. Tiempo de desaparición: Aproximadamente 1 año con 2 meses.
Fecha de Levantamiento: 29 de octubre de 2012. Hora: No disponible. Lugar: En comunidad del municipio de Soyapango. Sexo: Masculino. Edad aproximada: 20 años. Se ha identificado a los familiares pero ellos no han decidido no ir a recoger los restos de su pariente. Se sospecha que los familiares temen alertar a los victimarios por el simple hecho de recoger a su desaparecido (lo cual implica que se ha descubierto un crimen).
Fecha de Levantamiento: 01 de febrero de 2013. Hora: 3:00 P.M. Lugar: En una comunidad en las afueras de la ciudad de Apopa, San Salvador. Sexo: No identificado, posiblemente Masculino. Edad aproximada: No disponible. Tiempo de desaparición: Aproximadamente 1 año.
Fecha de Levantamiento: 01 de Febrero de 2013. Hora: 3:45 P.M. Lugar: Interior de un cañaveral, en un cantón de Apopa, San Salvador. Sexo: Femenino. Edad aproximada: Entre 17 a 18 años. Tiempo de desaparición: No disponible.
Fecha de Levantamiento: 8 de mayo de 2013. Hora: 4:00 p.m. Lugar: En una comunidad ubicada en la periferia del municipio de Lourdes, Colón, La Libertad. Sexo: Masculino. Edad aproximada: De 19 a 24 años. Tiempo de desaparición: de 1 a 2 años.
Fecha de Levantamiento: 11 de noviembre de 2012. Hora: No disponible. Lugar: En un cultivo de maíz ubicado en Tonacatepeque, San Salvador. Sexo: Femenino. Edad aproximada: No disponible. Tiempo de desaparición: No disponible.
Fecha de Levantamiento: 06 de octubre de 2012. Hora: No disponible. Lugar: Terreno baldío de una colonia en el centro de un cantón de Lourdes, Colón, La Libertad. Sexo: Masculino. Edad aproximada: No disponible. Tiempo de desaparición: No disponible
Fecha de Levantamiento: 25 de abril de 2013. Hora: No disponible. Lugar: Lotificación en San Pedro Masahuat, La Paz. Sexo: Femenino. Edad aproximada: No disponible. Tiempo de desaparición: No disponible.
Fecha de Levantamiento: 01 de febrero de 2013. Hora: 3:00 p.m. Lugar: Un cantón en la periferia de Apopa, San Salvador. Sexo: Masculino. Edad Aproximada: De 15 a 17 años. Tiempo de desaparición: Aproximadamente 1 año.
Fecha de Levantamiento: 11 de enero de 2013. Hora: No disponible. Lugar: A un costado de una calle principal en Panchimalco, San Salvador. Sexo: Masculino. Edad aproximada: De 18 a 22 años. Tiempo de desaparición: No disponible.
Fecha de Levantamiento: 06 de diciembre de 2012. Hora: No disponible. Lugar: En un cantón de San Juan Opico, La Libertad. Sexo: femenino. Edad aproximada: No disponible. Tiempo de desaparición: No disponible. La víctima tenía un embarazo de entre 26 y 30 semanas. Se identificó a los familiares, pero se han rehusado a seguir con el proceso de entrega. Los familiares dijeron a la Policía que su pariente se merecía su destino por haberse juntado con pandilleros.